28/01/2008
Rodeo al Cerro del Camorro (26 Ene 08)
29/01/2008
Show all

ESPACIO MUSICAL LA VEREITA. II

el disco de la semana

GENESIS
The Lamb Lies Down On Broadway” 1974

Impresionante! Quizá el disco (doble, por si fuera poco) que más me ha impactado en toda mi vida. Año 1974. Decadencia de este subgénero del rock (el sinfónico o progresivo….. tan maltratado por la prensa musical actual) genuinamente europeo, influenciado tanto por la clásica, la experimental y algo de jazz, como por el rock y el pop psicodélicos (de ascendencia Beatles), cuyo esplendor se había alcanzado con obras anteriores como “In The Court Of The Crimson King” de King Crimson, “Dark Side Of The Moon” de Pink Floyd, o “Third” de Soft Machine.

En mi opinión, todas esas bandas tenían tremendos instrumentistas, pero ninguna tenía a Peter Gabriel. Para muchos, el mejor vocalista de todos los tiempos, además de hacer de las suyas con flautas, guitarras acústicas y percusiones varias. Gabriel escribía las historias que después musicaba con el resto de la banda. En el disco-concepto que nos concierne, la historia de Rael (un niño ciego), en la cual no voy a profundizar (por falta de tiempo… je je).

La banda: Phil Collins…… grande… a la batería (antes de convertirse en “cantante melódico” pasto de KissFM), Tony Banks a los teclados, Mike Rutherford (en el futuro… fundaría otra cagada kissefemera llamada Mike & The Mechanics) a las 12 cuerdas y al bajo eléctrico, y el gran Steve Hackett a las guitarras lideres. En el escenario Gabriel era pura teatralidad. Además de cantar, representaba, como si fuera un actor al servicio de lo que las canciones contaban. Digno de ver (se pueden bajar videos de los Genesis de esta época por internet…… es alucinante) …………. esa puesta en escena, el vestuario, las luces, y, por encima de todo, de la mejor música moderna que se ha hecho nunca.

Este disco fue el punto cumbre en la carrera de esta grandísima banda. El 6º Lp que grababan desde sus comienzos allá por el ´69, y el 4º con la misma formación. Un doble LP que alberga momentos de éxtasis como “In The Cage”, “The Chamber Of 32 Doors”, o la tolkiniana “The Lamia”, y gemas donde la melodía está por encima de todo como “The Carpets Crawlers”, “Lilywhite Lilith”, o “Cuckoo Cocoon”. Brian Eno, que rezaba en los créditos del album como “ayudante de producción”, se deja notar sobre todo en “Back In N. Y. C.”, un tema casi punk, que anticipa el sonido de algunas bandas de sintetizadores de los ochenta. Bueno, no me enrrollo más, ya sabeis, el gran amigo e-mule os servirá este material gustosamente. Que lo disfruteis!!!

texto: alberto

1 Comment

  1. Muy bueno.

    La semana q viene a ver si escribes algo de Pink Floyd

    JC

Deja un comentario