Programa de Senderismo Marbella Otoño 2010
octubre 8, 2010
XVI Carrera Popular San Pedro de Alcántara 12 Octubre 2010
octubre 12, 2010

El Daidín

Normalmente una aventura comienza donde termina la anterior.


El mes de Noviembre nos paseabamos camino del Castaño Santo por un sorprendente mar de nubes.

Desde el tramo del carril del Castaño Santo que nos da vista al Oeste podemos contemplar la Sierra Palmitera.
Con alturas de 1.294 m en el Pico de Castillejos de los Negros y 1.473 con el Pico de Encinetas, separa el valle del Rio Guadaiza de el del Rio Guadalmina. Por su cara Oeste discurre la carretera de Ronda. Separada de nosotros por el Rio Guadaiza y formado parte de la gran Finca de la Resinera, guarda uno de los mayores secretos de nuestros alrededores.


Se trada del “Daidin” en turco, “El sítio de la Luz”. Antigua alqueria arabe de los sigos VII-IX, que hoy, fruto de las miserias de la historia sólo constityen los restos de unas ruinas llenas del silencio.

La ruta que presentamos es de lo más simple, solo tiene 24 kilometros, 12 de ida y los mismos de vuelta, en lo que no se supera un desnivel acumulado de 300 metros.

El inicio lo fijamos en el Puerto del Alijar, en la carretera que une San Pedro de Alcátara con Ronda. Unos pocos metros antes de la entrada al Club de Golf de la Zagaleta.

Una amplia explanada con las ruinas de un antigua casa, antiguamente usada como cargadero de leña dan comienzo a la ruta.

NOTA: Nosotros comenzamos la ruta desde Marbella, llegando a la carretera de Ronda por la Quinta, hasta llegar al Puerto del Alijar. Ida y vuelta no salierón unos 60 Km.

Otra opción muy aconsejable es comenzar la ruta desde Marbella, llegando al Carril del Castaño Santo, bajando al Guadaiza y subiendo a la Sierra Palmitera, como se describe en esta otra crónica, dependiendo por donde se haga la vuelta puenden salir en torno a lols 65 Km.

La ruta comienza en dirección Sur hasta tomar la cara Oeste de la Sierra Palmitera y luego rumbo Norte hasta adentranse en la Cabezara del Rio Guadaiza.

Como si estubiesemos detrás de un espejo, desde aquí vemos los caminos por los normalmente pasamos. Al frente discurre el carril de Castaño Santo, donde puede distingirse la casa de la Fuensequilla, la carrtera de Istán, toda la Sierra Blanca, la cañada del Infierno e incluso el pico de Cruz de Juanar.

Tras las primeras rampas, que son un poco más duras y el entorno está más degradado, el carril discurre entre pinos, alcornoques, castaños y madroños que crecen todavia ajenos a la especulación urbanistica.

A lo largo del camino encontramos desvios a izquierda que suben a los picos de la Sierra Palmitera y otros a la derecha que bajan al Guadaiza. Hay que obviarlo todos.

El más importante es el que queda a la altura de una cabreriza que baja al rio guadaiza y empalma con el carril Castaño Santo y con la Máquina, desde donde se puede continuar esta ruta.

Luis en su faceta de ojeador, buscando nuevos fichajes para la vereita……


…pero entre tanto ganado es elegir es dificil elegir.

Mientras levanta el día, al fondo el blanco coloso del Torrecilla, parece querer despertarse entre las nubes.

La cabras van a su avituallamiento matutino. Al fondo el Plaza de Armas y delante, en segundo término una autentica selva de alcornoques por donde discurrel el Carril de la Máquina.


La ruta es de febrero de 2.010, con 328’1 L/m2, siendo el mes de febrero que más ha llovido desde el año 73.

La peridotitas de la Sierra Palmietera son muy poco permeables y toda el agua de la lluvia corre ladera abajo para unirse al Guadaiza, embalsandose concirtiendo el carril en una pisicina y

cada cañada en un rio a vadear

y el mismo camino se volvia rio, por donde corria el agua camino del Guadaiza.

Entre alcornoques y castaños y tras más o menos una hora de pedaleo por plena natureleza y rodeados de una espectacular fauna y flora nos acercamos al final del camino.

Este cartel, junto a otro de los cruces que baja al rio, nos indica que ya estamos cercanos al despoblado.
Pocos metros después llegamos a zona descubierta y al final de la ruta, donde encontraremos los restos del despoblado

y con la Fuente del Daidín, donde nos hacemos la foto. Beber poco, ya estabamos hartos de agua.

4 Comments

  1. Luisi-on dice:

    Esta misma mañana han quedado algunos veretones para hacer la ruta.

    Tendremos que repetirla otra vez, eh Puertas.

    Salu2. aaaaadios.

    Luis.

  2. ¡Qué buena crónica compañero!.
    Esa ruta es cortita pero muy bonita, y si la vuelta la haces por la máquina,como en su día hicimos Andresillo y yo, es mucho mejor.

  3. Chapó la crónica, LLanero !

    En tu línea

    El lunes estuvimos por allí Lorenzo, Pepe Rey, Juanillo, Ventura y yo

    A ver si esta tarde puedo colgar las fotos

    Lorenzo nos enseñó una de esas vías que salen al norte y que tu catalogas como de “obviar”…

    …que a su vez, a Lorenzo se la había mostrado un toro un par de años a…

    Hoy en el trabajo me han preguntado mil veces que dónde me he hecho los arañazos del brazo…

    “Montain bike der güeno”, que dice nuestro querido abuelo!

    Eso si: el tío se bajó una trialera con pedrolos que quitaban el hipo!

    Si Ventura no corta el cuadro tras esta ya tiene una respuesta a la típica pregunta que nos hemos hecho todos al empezar: ¿me gustará la bici de montaña???

    Nos vemos en la verea
    JC

  4. juanillo dice:

    yo tengo tantos arañazos que parece que he cogido un gato salvaje y me lo he restregado por el cuerpo, la verea de lorenzooo no es aconsejable en bici… XD jejej

    saludoos

Deja un comentario