La Familia Tabanidae
septiembre 1, 2008
V RUTA BTT YUNQUERA 2008
septiembre 6, 2008

El domingo pasado Luís estaba “sobrecargado” después de su megaruta del día anterior a Tólox…

…con Gorka y JJ (Puertas y yo rodeamos la Sierra…) y todas las demás salidas acumuladas de la semana… así que tocaba algo cortito.

JorG nos guió hasta El Pelegrino por el camino de los pescadores y nos encontramos de frente con las escopetas de los cazadores que habían esparcido grano por los caminos para “empicar” a las patirrojas…
Viendo como venía mi Luisillo decidimos abortar la Fuensanta y optamos por subir a Ojén y continuar por Cerrillares.
En el puerto de los Carneros surge la duda: ¿por dónde seguimos? A Luís le queda 1 hora, osea, prácticamente bajar, pero delante de nuestras narices está el camino de los Tinahones, con un cartel que advirte: “Camino sin salida”…
Luís duda, pero el flamante GPS de Gorka marca una verea en la zona, así que decidimos entrar a olisquear un poco.
Primer cruce con 3 opciones(E, S y O). Tomamos la del Este y en la primera curva parada para pensar.

El carril se desploma hasta el Regajo de las Alberguillas, pero en la vertiente opuesta parece que empeora sensiblemente… aunque también parece que conduce a una casa que se avista en la cuerda de la loma, debajo de los eucaliptos de la foto…

Gorka es optimista, pero aconsejo a Luís que se vuelva si no quiere sorpresas, porque lo que yo recuerdo del mapa me dice que deberíamos ir más al sur… JorG le acompañará, pero antes esta foto.
El patrón y yo continuamos y el carril nos condujo al fondo del regajo dónde una bonita huerta con árboles frutales eran regados por el agua de una alberca que rebosaba, incluso en esta época del año! Desde aquí pudimos contemplar el vuelo pausado de una enorme ave rapaz con barriga e interior de las alas de color blanco, sin duda un “águila cortijera”… jajaja
Efectivamente, el carril se convirtió en vereita empinada, con mucha piedra y llena de vegetación que, cada vez más, invadía el camino, hasta que terminó por engullirlo.
Para entonces una nube de moscas de caballo rodeaba a Gorka y otra a mi…

A la desesperada trincamos las bicis en peso y subimos 100m por un cortafuegos hasta que encontramos de nuevo el camino que indicaba el GPS, a la altura de la citada casa.
El camino tiene el ancho justo para un coche, pero está en claro desuso, y la hierba ya empieza a invadirlo, pero es ciclable 100%.
Subiendo algunas palas con pendientes al 15% volvimos al carril principal, a 100m al este del cruce del mapa de los azulejos…

Consultando el mapa, básicamente transitamos el norte de la zona llamada Los Tinahones.
La opción correcta para empalmar con las alturas o con 7 revueltas habría sido la del Sur.
Quitando las moscas de caballo, la experiencia mereció la pena porque pudimos “otear” toda la recóndita zona de los Tinahones y contrastar la presencia de carriles con lo que dicen los mapas.
Abierta queda la puerta para el valiente que quiera experimentar esta zona, que auguro caerá otro de estos días que no tengamos mucho tiempo…
El track para tu GPS cuando Luisillo me lo pase…

Nos vemos en la verea
JC

Deja un comentario